domingo, 31 de marzo de 2013

El "kit" del autopublicado (2) La portada. Las fotos

 La portada es la carta de presentación de un autor desconocido a sus posibles lectores. De hecho, en ausencia de un nombre literario identificable es, junto a la sinopsis, el elemento de evaluación decisivo. Diseñar una portada llamativa es, por tanto, algo esencial.

 Dando por supuesto que el autopublicado no suele ser un diseñador gráfico profesional y que su presupuesto no le permite contratar a uno, tendrá que utilizar el sistema de ensayo y error, y confiar en el buen gusto de sus compañeros y amigos a la hora de juzgar los avances en el diseño.

 Para facilitar la tarea, vamos a empezar por el tema de las fotografías. Un programa de tratamiento digital de imágenes es imprescindible. Estamos hablando, por supuesto, de Photoshop.  Pero, claro, la versión más barata del programa está por los 700 euros (más IVA), algo fuera del alcance de la mayoría de los pobres "indies". Hay que buscar alternativas asequibles. Y ahí es donde entra The Gimp. Cuenta con la ventaja de que es software libre, a la vez que nos vale perfectamente para nuestro propósito.


Una vez que tenemos el programa, necesitamos las fotografías (salvo que queramos hacer una portada sosa,  sólo con texto y color al fondo). Podemos elegir hacerlas nosotros mismos, en el caso de que uno sea un "manitas" de la fotografía, o bien descargar imágenes de la web. Personalmente recomiendo dos sitios donde se pueden descargar imágenes sin derechos de autor, que los fotógrafos comparten generosamente con otros usuarios:
SXC.HU requiere registro para acceder a la versión de mayor tamaño de las fotos. Hay mucha variedad (casi 400.000 instantáneas). En cada imagen viene sus condiciones de uso (a veces se pide citar la fuente, o solicitar permiso...).


También alberga una gran cantidad de imágenes. Ambos sitios contienen enlaces a portfolios de fotógrafos profesionales, por si elegís utilizar fotos de pago.

Otra alternativa es usar fotos que están en el dominio público, bien porque sus dueños han cedido los derechos, o porque han caducado con el paso del tiempo. Aquí tenéis algunos de estos sitios:


7 comentarios:

  1. Las tendré en cuenta. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, es una entrada muy interesante.

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchas gracias, Antonio! Eres una mina...
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Muy buena entrada, seguro que ayuda a muchos.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Un excelente artículo. Lo comparto con todos mis seguidores de Ciberautores.Com en FB. ¡Gracias!

    ResponderEliminar